top of page

La rutina natural definitiva contra el acné para una piel limpia

Actualizado: 28 nov 2022



Un cutis limpio y reluciente es tu carta de presentación, por la calidad de la piel, se puede saber mucho sobre tus rutinas diarias de higiene. Aunque muchos productos faciales suelen ser costosos y llenos de químicos, puedes solucionar de igual forma condiciones severas como el acné y la rosácea incorporando remedios naturales.


El acné es un problema cutáneo que puede afectarnos a todos y que no se puede deshacer agitando una varita mágica. Pero, ¡Que no cunda el pánico! Es posible mejorar la calidad de tu piel creando hábitos de limpieza facial. A continuación te indico algunas rutinas sencillas, naturales y de bajo costo.


Rutina de día

Seguir un orden en una rutina de limpieza facial es importante para que las propiedades de los productos actúen eficazmente en tu cutis. Por si no sabía antes el orden adecuado, toma nota de estos sencillos pasos.


Paso 1: Limpieza

El jabón de avena es un buen aliado para quienes deseen tratar o prevenir el acné. Purifica la piel al eliminar las células muertas del rostro y tonificarla, dejándolo suave al tacto. La manzanilla es otro buen remedio natural para limpiar tu tez, no sólo depura y tonifica, sino que desinflama y aclara esas manchas molestas que llegan a aparecer con el pasar del tiempo.


Paso 2: Tónico

El tónico natural de manzanilla es capaz de combatir quemaduras, irritaciones y hasta erupciones. Para elaborar el tuyo propio, tienes que hacer una infusión fuerte y dejarla enfriar toda la noche. Aplícalo frío en tu cutis, utilizando un algodón y con suaves movimientos circulares.


Paso 3: Hidratante

Existen muchos hidratantes faciales a base de elementos naturales, como el aloe vera y el aceite de oliva, estos los consigues fácilmente en tiendas especializadas. Recuerda que, sin importar el tipo de piel que tengas, debes hidratarla, a menos que estés utilizando un tratamiento indicado médicamente contra el acné.


Paso 4: Protector solar

Debes aplicar protector solar de acuerdo a tu tipo de piel y sin importar si sales o no de casa. El de gel es ideal para piel grasa, mientras que el de crema se recomienda para seca o mixta.


Paso 5: Cuidado de labios

¡Tus labios también requieren atención! Te recomiendo que busques con calma bálsamos elaborados con componentes naturales como la manteca de cacao o la vitamina E, estos humectan de verdad y dejan una sensación suave y tersa en tu boca.


Rutina de noche

Las partículas de polvo y otras bacterias que se encuentran en el ambiente se adhieren a tu piel todo el día. Para eliminarlas eficazmente, realiza esta rutina de limpieza nocturna para un cutis hermoso y radiante.


Paso 1: Desmaquillante

Las típicas toallitas o las cremas desmaquillantes no retiran del todo el cosmético de tu rostro, reemplázalas un algodón impregnado con aceite de coco. Éste es recomendado para el cuidado de la piel porque realmente es efectivo para retirar restos de base, polvo y máscara de pestañas.


Paso 2: Agua Micelar

Para asegurarse de que las impurezas y restos de cosméticos desaparezcan por completo, utiliza agua micelar y enjuaga con abundante agua tibia.


Paso 3: Sérum

¿Conoces tu tipo de piel? Antes de adquirir un sérum tienes que saber cuál es el más conveniente para ti. Lo importante es estar seguro de que sus componentes sean ingredientes naturales y que posea vitamina C. ¡El ácido hialurónico también es un gran aliado para todo tipo de piel!


Paso 4: Hidratante

Es tan importante hidratar tu cutis antes de irte a dormir, tanto como al comenzar el día. Busca algún hidratante con aceite de argán, o aplica este directamente sobre tu piel, te aseguro que amanecerás con el rostro suave y terso.


Paso 5: Cuidado de labios

Finalmente, debes asegurarte de nunca olvidar ponerle la debida atención a tus labios. Hidrátalos y suavízalos con bálsamos que contienen ingredientes como cera de abeja o aceite de coco.


Otras recomendaciones para tratar el acné


Mantener la rutina de cuidado para la piel es ideal para prevenir la aparición de afecciones cutáneas como el acné. También, debemos realizarnos tratamientos un poco más profundos cada cierto tiempo según el tipo de cutis.


Una vez a la semana: Mascarillas

La piel del rostro es la más delicada de todo tu cuerpo, para cuidarla como se debe incluye en tu rutina mascarillas faciales. Estas te aportarán un aspecto más saludable y fresco.


¿Cuál es la mejor para ti? Abajo te menciono dos buenos ejemplos.


La mascarilla de arcilla


Gracias a sus propiedades, limpia, regenera y purifica el cutis, de tal manera que es utilizada para tratar el acné. A continuación, te indico unos tips para elaborar este tratamiento de forma casera:

  1. Compra arcilla en tu tienda naturista favorita. Personalmente, recomiendo la verde porque es mucho más efectiva.

  2. Coloca tres cucharadas en un cuenco de plástico y mézclala con una cucharada de agua filtrada, de ser posible mineral.

  3. Si lo requiere, añade más líquido hasta conseguir una textura de pasta espesa y sin grumos. Si queda muy líquida, solo basta con agregar un poco más de arcilla.

  4. Agrega miel o tu aceite esencial favorito, manzanilla, limón, almendras.

  5. Deja actuar 20 minutos sobre tu rostro, retira con agua tibia y finaliza aplicando hidratante.


Mascarilla de té verde


Por sus efectos antioxidantes y antibacterianos, el té verde ayuda a combatir los efectos del acné, destruye bacterias, reduce inflamaciones y aclara las áreas afectadas por esta condición. ¿Te gustaría elaborar tu propia mascarilla de té verde? Te dejo las instrucciones.

  1. Mezcla dos y media cucharada de té verde en polvo con una y media de miel.

  2. Coloca y deja actuar en la piel del rostro de quince a veinte minutos, retira con agua fría.

  3. Finaliza con el hidratante de siempre.


Una vez al mes: Limpieza facial profunda

En la piel del rostro quedan todas las impurezas que expele tu cuerpo con las horas, también aquellas que se encuentran en el ambiente. En consecuencia, aparecen puntos negros y espinillas. Es por eso que hay que priorizar una vez al mes una limpieza facial profunda, para proporcionarle a tu cutis los nutrientes correctos.


¿Cuáles son los beneficios de realizarte una limpieza profunda?

  • Remueve impurezas y células muertas a un nivel más profundo.

  • Piel renovada, luminosa y tersa.

  • Aumenta la absorción de hidratantes y otros tratamientos cosméticos.

  • Se tonifican los músculos faciales.

  • Disminuye el semblante de cansancio.

  • Oxigena la piel.


Una vez al año: sesiones de peeling

A medida que transcurra el tiempo, tienes que saber que tu cuerpo pierde la facilidad de realizar ciertos procesos. Lo mismo ocurre con la piel del rostro, ya que ésta poco a poco pierde la capacidad de renovar fácilmente las células. Por ello es que los dermatólogos recomiendan realizarse una sesión de peeling al año.


Este tratamiento dermatológico renueva las células y sirve para unificar el tono de la piel. Sobre todo, es especialmente aconsejado a personas que sufren de acné, manchas de piel, cicatrices faciales y daños por exposición solar. Lo mejor es que los ingredientes del peeling son químicos derivados de productos naturales.


La higiene facial es tan importante como la higiene corporal. Practícala con regularidad y los cambios serán notorios, acude a consulta con tu dermatólogo de ser persistente la afección. Ten en mente que si tu piel está sana te proyectarás como alguien muy saludable.


¿Tienes otro tip de cuidado facial que agregar? ¿Beber dos litros de agua diario? ¿Comer

de forma saludable? ¡Recomienda alguno que te haya funcionado en nuestra sección de

comentarios para difundir el conocimiento!.





4 visualizaciones0 comentarios
bottom of page